Durante el confinamiento, cada vez más museos de todo el mundo han ofrecido visitas digitales en línea: pueden ser visitas virtuales, o visitas guiadas en vivo. Para muchos, con los museos cerrados, estas oportunidades proporcionan acceso a un mundo de contenidos desde la seguridad y la comodidad de sus hogares.

En primer lugar, nada es mejor que ver el arte en la vida real en una galería o un museo. E incluso si no te gusta el arte, a muchos de nosotros nos encanta la experiencia de la exposición. Todo, desde la obra de arte hasta la arquitectura, el pastel y el café, la tienda de regalos o los programas bellamente producidos son una experiencia que no puede ser reflejada por un Tour Virtual.

Pero, cuando no puedes llegar a una exposición (¡gracias a la pandemia global!),  un Tour Virtual tiene mucho sentido.

De hecho, por otro lado, algunos podrían decir que nada supera la conveniencia e interacción de un Tour Virtual. Entonces, ¿cómo pueden los tours virtuales beneficiar a los museos?

No hay colas

Como es virtual, nunca tendrás que hacer cola.

Pero no son simplemente las colas en una exposición lo que una visita virtual puede evitar. Una visita virtual deja de lado muchos otros aspectos de las exposiciones de arte que desearíamos evitar. También puedes saltarte las colas para ir a la taquilla, y, por supuesto, tampoco hay que esperar en las instalaciones.

No se necesitan entradas, no hay horas punta ni horas de mayor afluencia y una exposición virtual nunca se cierra por mantenimiento. Una visita virtual a su galería favorita está a sólo unos pocos clics y sin colas.

A prueba de pandemias

Las exhibiciones virtuales no sólo están libres de colas. Crucialmente, ahora mismo también están libres de virus.Incluso si pudieras visitar tu galería o exposición favorita ahora mismo, ¿cuánta gente quiere estar en un espacio cerrado con muchos extraños?

Todos estamos ansiosos por salir y vernos y socializar, pero para muchos visitantes de galerías, el riesgo no vale la pena.

Si se va a quedar en casa, entonces un Tour Virtual es una de las mejores maneras de «salir», dejar de pensar en las noticias y apreciar algo hermoso que, con suerte, podrá visitar en la vida real ) cuando «todo esto termine»). No se requiere un distanciamiento social y sin embargo. Las visitas virtuales no son sólo para la seguridad de los visitantes, sino que también pueden ser una parte importante de la seguridad del personal si es necesario.

Ingresos adicionales

Venta online de entradas para eventos especiales 

Una de las formas más sencillas de empezar a generar ingresos a través de los canales digitales es cobrar una tarifa por los eventos digitales, tal como lo harías para los eventos en persona.

En todo el mundo, los museos han tenido gran éxito iniciando programas completamente nuevos y creativos, o adaptando programas existentes a formatos virtuales.

Inventar la membresía virtual (o beneficios de membresía virtual)

Otra estrategia para generar ingresos a través de contenidos virtuales ha sido crear un nuevo nivel de membresía con un enfoque principal en los beneficios virtuales.

Un nivel de membresía virtual incluye el acceso a la colección de archivos privados del museo, visitas entre bastidores y más.

Desarrollar cursos virtuales

Los cursos pueden ser fuentes de ingresos esenciales para los museos de todo tipo y tamaño. Pero, aunque muchos museos pueden reabrir sus puertas con una capacidad reducida para el público en general, los cursos presenciales siguen siendo, por lo general, restringidos debido a la dificultad de imponer el distanciamiento físico y los riesgos asociados. Por esta razón, el lanzamiento de versiones virtuales de sus cursos puede ser una forma eficaz de recuperar ingresos.

Pensar en el merchandising

Cuando un museo tiene éxito con sus ventas online, no sólo mejora sus cuentas, sino que aumenta su alcance al vender a un público más amplio y diverso y permanece comprometido con su comunidad al aumentar el número de clientes habituales. ¿Qué productos tienen el potencial de hacer que su museo gane más dinero? Habrá que equilibrar el potencial de ingresos de un producto con el gasto de venderlo en línea. Considere lo difícil que será fotografiar y añadir un producto a su sitio web. ¿Será el producto difícil de enviar? Las camisetas y las sudaderas  son buenos candidatos: son fáciles de enviar, dan altos márgenes y son definitivamente una buena elección.

Nunca cerrado

Seguramente os habrá pasado. Es una hermosa mañana de domingo y va a visitar  a ver un museo o una exposición.

Sin embargo, al llegar a la puerta te das cuenta de que la galería no está abierta hasta las 12. O está cerrada por renovación, o por una fiesta cualquiera. O te equivocaste de fecha y la exposición ya ha terminado. ¡Con un tour virtual significa que la galería esté siempre abierta para ti 24/7 y 365 días al año.

Acércarse a las obras

Con un Tour Virtual, las obra de arte no se pueden dañar, están a prueba de vándalos. Es el único momento en el que visitarás una galería o un museo y se te animará a interactuar con el arte.

En muchos lugares,  los monumentos antiguos están amenazados por los millones de visitantes que los visitan las cada año. Los colores y los grabados no se desvanecen con una visita virtual.

Para los niños

Tener un Tour Virtual le permite a los niños experimentar arte que tal vez nunca vean en persona. Con un iPad y un Tour Virtual, pueden aprender algo interesante y memorable acerca de la obra de arte que ya han visto, ya que un buen Tour Virtual puede combinar audio, visuales y tecnología en un formato con el que los niños se involucran intuitivamente.

Conocer al artista

¡Bueno, las posibilidades de conocer a Van Gogh son bastante escasas! Pero, ¿te gustaría escuchar sobre el arte en las propias palabras del artista?

Y si combinas cortos clips de audio con una experiencia de 360 grados, no sólo puedes disfrutar de las imágenes, sino que al escuchar la historia detrás de algunas de las pinturas, realmente le das vida a la obra de arte. Puedes mirar una pintura y entender la historia detrás de ella.

¿Cuántas veces has ido a una exposición y has escuchado al artista en sus propias palabras? Incluso si el artista en cuestión es un clásico, un guía entusiasta puede dar vida a un cuadro y a una historia de artista y es relativamente fácil de hacer en cuanto a la producción. El audio es una parte fundamental de un buen Tour Virtual.

Nadie te bloquea la vista

La Mona Lisa es la pintura que atra a más visitantes en todo del mundo. Cualquiera que sea tu opinión sobre la pintura, deberías ir a verla si puedes. Pero la mayoría de los admiradores de la Mona Lisa están esperando no sólo para ver el cuadro sino también para tomar selfies.

Así que tienes que ir al frente de la cola para ver el cuadro. Aunque no todas las obras de arte son tan populares como Mona Lisa, con un tour virtual no tendrás que luchar por la mejor vista. Cada cuadro está ahí, en tus manos y delante de ti.